LA HISTORIA DE AMOR MÁS BREVE Y HERMOSA DEL MUNDO

Fotografía: Ricardo Sanchez Belmont - Licencia CC 2.5

Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa:
- ¿Te quieres casar conmigo?
- Y ella le respondió…: ¡¡¡NO!!!
Y la muchacha vivió feliz para siempre, sin lavar, cocinar ni planchar para nadie, saliendo con sus amigas, disfrutando de su autonomía, con un trabajo igualmente remunerado,…
 

Desde el 2009, más o menos, lleva circulando por la red este e-mail. En su momento era una forma de reivindicar que las mujeres pueden decidir sobre que hacer con su vida, de saber que se es libre para tomar decisiones y que se tiene capacidad de decisión sobre lo que se quiere y lo que no. Personas con voz y voto, que no sólo están a la espera de ese supuesto “príncipe azul”.

Hoy hemos recibido el mismo mensaje un poco modificado y desde el supuesto punto de vista de “algunos hombres de hoy en día” y es el siguiente:

 

LA HISTORIA DE AMOR MÁS BREVE Y HERMOSA DEL MUNDO

Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa:

- ¿Te quieres casar conmigo?

- Y ella le respondió…: ¡¡¡NO!!!

Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cubatas, se hartaba de tapas cuantas veces quería. Jugaba al golf y al mus, comía caviar porque tenía dinero para eso y mucho más.

Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y tenía relaciones esporádicas con vecinas, amigas, etc. No tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, la mejor casa, el mejor sitio de vacaciones, etc,. Podía tirarse en el sofá a jugar a la Play horas y horas, sin preocuparse de recordar fechas: cumpleaños, aniversarios,…

 

Y os planteamos: ¿realmente este modelo de hombres es “lo normal”? ¿No es otra manera de modelar, en este caso a los chicos, de seguir manteniendo la idea de una relación como una guerra de sexos, dos personas antagónicas por naturaleza “condenadas” a convivir, a entenderse? ¿De hacer ver como normal un modelo de masculinidad asociado a la irresponsabilidad, a la incapacidad emocional, al desorden?

Ahora bien, en el caso de este mail y de quienes se identifican con este estereotipo de hombre, que desde quienes apostamos por el desarrollo de mujeres y hombre no basados en roles de género, rechazamos por ser parcial y excluyente a otros muchos modelos de masculinidad, no podemos decir menos que, menos mal que la princesa dijo NO.

Porque, el sexismo, como el perfume, a fuerza de usarlo, dejamos de olerlo, y aceptamos, con “humor”, contenidos como estos mail como inocentes y graciosos, sin darnos cuenta de cómo nos daña, como mujeres, hombres, como sociedad.

Por un lado, desde los cuentos, las canciones, las series, programas de TV, películas, se nos vende como deseado ese modelo de “príncipe azul”, aunque ese modelo no tiene mucho de ideal, porque se insiste en que el hombre deseable tiene más de “rompecorazones” que de pareja sana y enriquecedora. ¿Dónde está el atractivo, entonces? En que, aunque se presenta ese modelo de tío duro, a veces peligroso y frío, se deja entrever en el discurso que “si consigues que te quiera, cambiará por ti”.

Desde que somos pequeñas vamos interiorizando la idea de amor romántico, la media naranja, el príncipe azul. ¿No creéis que sería mucho más práctico y mejor poner los pies en la tierra, ser más realistas y definir que virtudes nos gustaría que tuviese la persona con la que quieres estar, fuera de los modelos socialmente establecidos como deseables?

Ver a la persona que tengo delante y ver como actúa, no sólo fijarme en lo que dice, o en si es popular, o en lo que creo que voy a conseguir a base de quererle y perdonarle… Aunque no es lo que se suela publicitar en todos los contenidos mediáticos que, queramos o no, nos influyen hacia lo que debemos querer o desear, es importante que sepas y potencies la capacidad de decir NO, cuando veas los primeros comportamientos de control, como la princesa de este breve cuento.

Debemos aprender a ser felices con lo que tenemos y con lo que somos visualizándonos como una NARANJA COMPLETA y no como MEDIA para tener la LIBERTAD de decidir con quién compartir nuestras vidas y para saber que quiero que esa persona sea alguien que me respete y me valore, alguien con la cual pueda hablar y comunicarme…, en definitiva, quiero otra NARANJA COMPLETA.

En definitiva, ya lo decía Jon Lennon:

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta”.
Esta entrada fue publicada en estereotipos, Relaciones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a LA HISTORIA DE AMOR MÁS BREVE Y HERMOSA DEL MUNDO

  1. Gizane dice:

    Francamente, me parece lamentable que se continue utilizando la ridiculización y la mofa para escudarse y camuflar con ello una profunda y arraigada creencia instaurada en ciertas masculinidades que se resisten a perder un malentendido poder, a cualquier precio y pasando por alto lo injusto que esto sea.
    Animo a todas las personas a que cuando reciban este tipo de humillaciones adoctrinadoras subliminales, sean capaces y libres para contestar como se merece a quien lo distribuye. !Porque con esto no se juega!.

    • esce dice:

      No me puedo creer que digas en serio y te creas todo lo que dices sobre algo que no deja de ser una simple broma de “La guerra de los sexos”. El machismo es otra cosa bastante mas grave e importante como para confundirlo con una simple ridiculizacion de topicos masculinos y femeninos, sin ninguna intencion machista.

      • admin dice:

        El “humor” que comentas, ha sido y sigue siendo uno de los recursos más sutiles en los que el sexismo supuestamente se enmascara. A través del humor, los estereotipos de género se trasmiten e interiorizan, entre ellos el considerar que por tener diferente sexo las relaciones entre mujeres y hombres tienen que basarse en el no entendimiento, (esos chistes sobre que el cerebro de la mujer y del hombre son diferentes…). En nuestra sociedad se mantiene el mito de que el el amor, cierta dosis de violencia es normal, y además confundida con la pasión. Las bromas sanas no deberían fomentar desigualdades entre las personas, por eso entendemos que no se trata de una broma, sino una forma sutil (y no por ello menos dañina) de foemntar los estreotipos de género y las relaciones tóxicas en las parejas

  2. Pingback: LA HISTORIA DE AMOR MÁS BREVE Y HERMOSA DEL MUNDO | Adavas León

  3. María dice:

    Yo creo que si nacemos enteros y no somos la mitad de una naranja,solo necesitamos a alguien que nos aporte lo que no somos capaces de conseguir por nosotros mismos.

  4. Juana dice:

    Yo me casé ya “viejita” profesional con casa propia un hijo. mi marido un verdadero príncipe azul. Llegó un segundo hijo y me despidieron de mi trabajo. Mi marido me dijo date un año de descanso luego me vi envuelta en colegio, responsabilidades. cocina, compras pagos, lloriqueos de mis niños, que antes delegaba en terceros porque yo pagaba para que me sirvieran. Ahora veo a mi marido llegar del trabajo a sentarse e hibernar en el sofá y yo corre corre todo el día, y él me dice: que bueno que ahora descansas y ahí se me retuerce el estómago y me digo el cuento tiene toda la razón. Mientras hayan mujeres que fomenten el machismo, seguirán existiendo sociedad machista. Queramos o no la culpa es nuestra.

  5. franciaca dice:

    ese cuento esta un poco cursi pero esta bueno

    • admin dice:

      Con él tratábamos de exponer d euna manera crítica cómo a través de los cuentos tradicionales se nos ha socializado para adoptar roles de sumisión entendiendo la pareja como un príncipe azul y el amor como un “cuento de final feliz”. Cuando aportamos esa mirada crítica se pone de manifiesto, como tú has advertido, ese discurso “cursi” de estos cuentos con los que nos mistifican algo tan real y tan fuera de lo místico como una relación de pareja

  6. jade dice:

    uno siempre piensa que la vida sin amor no tiene sentido y yo pienso que uno en algun lugar de su corazon tiene ese basio que de alguna manera se tiene que completarlo y otros ya lo tienen completo con dinero,fama,honor,etc..
    para mi la gente rica de dinero no sabe respetar lo que tiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>